top of page

COLUMNAS

Como detectar un Facho!

Estado de México, 15 de Junio de 2024

Por Alberto Vera
 

Hoy en día, esta pregunta está en el aire y pocos pueden descifrarla, ya que el electorado que se identifica con estos partidos fusionados —muchos de cuyos miembros ya han demostrado ser corruptos y usan sus posiciones para seguir haciendo de las suyas— cuenta con fieles seguidores que, sin embargo, no se manifiestan abiertamente.

 

¿Qué quiero decir con esto? Que la mayoría se dedica a descalificar al presidente y al partido del que proviene, utilizando una serie de artimañas para confundir a la oposición. Esas mismas personas que repiten continuamente que México ya es una Venezuela o una Cuba son las que afirman que los peores elementos del PRI y del PAN se han trasladado a Morena, mientras que en el PRIAN se han quedado los mejores y más honestos políticos. Son ellos quienes no revelan su verdadera identidad y aseguran que antes estábamos mejor. Son los mismos que lanzan la piedra y esconden la mano, criticando el sistema de apoyos sociales, aunque se beneficien de becas para sus hijos o nietos y esperen el apoyo del bienestar para sus adultos mayores. Ironicamente, comentan que "ese dinero no se lo da el presidente", sino que proviene de sus impuestos; es obvio que se refieren al dinero que antes era robado por los prianistas.

 

Además, son los mismos que siempre se quejan de que si el dólar sube es por culpa de las medidas del gobierno, y si baja, es por circunstancias internacionales que benefician al peso.

 

En conclusión, identificar a un simpatizante del PRI es fácil: utilizan la frase clave "el PRI robaba, pero salpicaba". Por otro lado, quienes se identifican con el PAN dicen: "el PRI robaba más".

bottom of page