top of page

COLUMNAS

¿Podrá MORENA Superar el "Chapulineo" para Cumplir sus Promesas de Cambio en México?

Estado de México, 29 de Junio de 2024

Por Alberto Vera
 

En el convulso panorama político de México y América Latina, el fenómeno del "chapulineo" —cambiar de partido por conveniencia personal— sigue siendo una práctica común. Este fenómeno ha marcado la carrera de muchos políticos, y MORENA, el partido que se ha consolidado como la fuerza más grande y fuerte del país, no es ajeno a esta dinámica.

 

MORENA y sus aliados, el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), enfrentan la crucial tarea de realizar reformas significativas en beneficio del pueblo mexicano. Sin embargo, surge la pregunta crítica: ¿realmente legislarán en favor de la sociedad?

 

La primera duda se centra en la composición interna de MORENA y sus partidos satélite. Dentro de sus filas se encuentran ex-panistas y ex-priistas, muchos de ellos con reputaciones cuestionables. Estas figuras, que han saltado de un partido a otro en busca de protección política o beneficios personales, plantean dudas sobre la capacidad de MORENA para cumplir con sus promesas de cambio real y estructural.

 

Entre las promesas de MORENA está la reforma del sistema de justicia, la eliminación de los diputados plurinominales —criticados por ser un obstáculo para el avance del país—, y la reducción del costo de la democracia en México, que actualmente es de los más altos del mundo. Estas reformas son vistas como esenciales para modernizar y democratizar la política mexicana, pero la presencia de políticos que han practicado el "chapulineo" pone en entredicho la sinceridad de estos compromisos.

 

El PVEM, en particular, ha sido criticado por su oportunismo político, aliándose con diferentes partidos según sus intereses del momento. La inclusión de estos aliados en la coalición de MORENA genera escepticismo sobre la integridad y la capacidad de la coalición para implementar reformas que verdaderamente beneficien al país.

 

Para que MORENA cumpla con su mandato popular y realice las reformas prometidas, es esencial que aborde el problema del "chapulineo" y permita la entrada de nuevas figuras políticas, libres de prácticas corruptas y comprometidas con el cambio real. La historia reciente sugiere que, sin esta renovación interna, el partido podría seguir los patrones de corrupción y estancamiento que han caracterizado a sus predecesores.

 

La capacidad de MORENA para superar estas prácticas y demostrar un verdadero compromiso con la transformación de México está por verse. La sociedad mexicana observa con atención, esperando que el partido que eligió para liderar el cambio no caiga en las mismas trampas del pasado y pueda cumplir con sus promesas de justicia, eficiencia y democracia auténtica.

bottom of page