top of page

NOTICIAS CDMX

06-05-2024.jpg

Presenta Martí Batres, publicación del decreto de reforma en materia de cuidado, uso y aprovechamiento de agua de lluvia

Ciudad de México, 16 de Mayo de 2024
Prensa en línea

El Jefe de Gobierno, Martí Batres Guadarrama, informó que el Decreto de Reforma en Materia de Cuidado, Uso y Aprovechamiento de Agua de Lluvia fue publicado este jueves en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México e indicó que establece una política de largo plazo para el uso y aprovechamiento del agua de lluvia, que permitirá elevar masivamente su captación.

 

“El Congreso de la Ciudad de México esta semana aprobó la iniciativa que enviamos, aquí está, hoy está publicada en la Gaceta Oficial del Gobierno de la Ciudad de México la reforma a la Constitución Política de la Ciudad de México en Materia de Agua, especialmente de captación de agua de lluvia. Esta iniciativa que se ha presentado tiene varios aspectos, para empezar, fundamentalmente, establece una política de largo plazo para el uso y aprovechamiento del agua de lluvia, eso nos permite elevar masivamente la captación de agua de lluvia; nos permite también generar, desatar procesos de desarrollo para el uso de materiales en avenidas y calles, que permitan la infiltración de agua de lluvia”, mencionó.

 

Desde el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el mandatario capitalino destacó que la reforma en materia de agua, además de incluir el reúso, saneamiento y distribución de agua residual, tratada y potable, establece que el servicio de agua, al ser un derecho fundamental, no podrá ser privatizado. “La reforma contiene otros aspectos: por ejemplo, toda una estrategia para el reúso y el saneamiento de las aguas residuales, para la proliferación de los sistemas de tratamiento, para el abastecimiento o la instalación de líneas de agua tratada y la diferenciación de las líneas de agua tratada y las líneas de agua potable para diferentes usos. A eso debo agregar un principio muy importante, que es el mandato de que el servicio de aguas no podrá ser privatizado, es decir, proteger el sistema público y el agua como un derecho”, destacó.

 

Por otro lado, resaltó el trabajo realizado en escuelas de nivel básico de la Ciudad de México. Del total de planteles de primaria y secundaria, dijo, el 91 por ciento ya cuenta con un cosechador instalado y el líquido que se recolecta, es utilizado en labores de limpieza y descarga de sanitarios, entre otras actividades.

 

“Nosotros terminamos, de acuerdo con la información de la Secretaría del Medio Ambiente, el 24 de mayo de instalar el 100 por ciento de los Sistemas de Captación de Agua de Lluvia en los planteles de educación primaria y secundaria de la Ciudad de México. (...) Se calcula que durante la temporada de lluvias se podrán captar 198 millones de litros de agua. (...) Nos permite dotar a diversas instalaciones, ya no solo las escuelas, sino mercados públicos, oficinas y otro tipo de instalaciones de Sistemas de Captación de Agua de Lluvia; permite que la ciudad se vaya acomodando, amoldando a una visión de futuro en los hogares, en los comercios, en los establecimientos, en las empresas, en las fábricas, en un plan de largo plazo”, compartió.

 

Por su parte, la secretaria del Medio Ambiente (SEDEMA), Marina Robles García, indicó que el Decreto coloca a la capital del país en el más alto rango jurídico, además de demostrar el compromiso con el cuidado del medio ambiente, donde la cosecha de agua de lluvia se convierte en un compromiso en el que pueden participar todos los actores de la sociedad.

 

“Una reforma que tiene implicaciones muy importantes en términos del futuro y del presente de la Ciudad de México; una reforma que pone en el corazón del tema algo que la Ciudad de México, el Gobierno de la Ciudad de México, ha venido haciendo desde hace casi seis años, que es cosechar la lluvia. (...) Es generar una conciencia alrededor del derecho al acceso al agua, pero también un compromiso; un compromiso, por supuesto, del Gobierno de la Ciudad, para que la cosecha de lluvia se convierta en uno de los instrumentos más importantes que se asocien a este ciclo en el uso del agua. Y también un compromiso que tenemos como sociedad en general, un compromiso en donde cada una de las personas, cada uno de los negocios, cada una de las empresas que están aquí en la Ciudad de México, necesitamos que asuman que la cosecha de agua de lluvia es una gran oportunidad para nuestra ciudad, para el abasto”, dijo.

 

En cuanto a los edificios públicos, anunció que se instalará un cosechador de agua de lluvia en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, sede del Gobierno capitalino. Asimismo, recalcó el trabajo realizado en domicilios de 11 de las 16 alcaldías de la ciudad, en donde se han instalado sistemas de captación de agua de lluvia en las colonias con menor abasto del líquido, que ha resultado en un beneficio para 220 mil personas y la instalación en los planteles educativos, que beneficia a casi un millón de personas de la comunidad escolar.

 

“Llevamos instalados 67 mil 244 sistemas en las alcaldías y en las colonias con más dificultades económicas y con más dificultades de abasto de agua. (...) Hace ocho meses, el Jefe de Gobierno también nos instruyó a que el programa de Cosecha de Lluvia tuviera una nueva ruta que identificaba fundamental para atender también a uno de los grupos de más necesidad y más vulnerables de la ciudad, que son las niñas y los niños; y eso hizo que se generara una ampliación muy importante en el programa de Cosecha de Lluvia para que atendiéramos las escuelas, todas las escuelas públicas de nivel primaria y secundaria”, señaló.

 

Subrayó que la implementación de sistemas de cosecha de agua de lluvia en toda la ciudad ayudarán a disminuir la extracción de los pozos y a recuperar los mantos acuíferos.

 

“El aprovechamiento de la cosecha de lluvia nos permite disminuir el uso de agua que se distribuye por la red, que se extrae de los pozos, y, por lo tanto, permite que poco a poco vaya habiendo una aportación que vaya posibilitando que los acuíferos de la Ciudad de México se recuperen. (...) Disminuye también el consumo de energía, y disminuir el consumo de energía disminuye el uso de combustibles y, por lo tanto, de emisiones contaminantes y, por lo tanto, ayuda a mejorar las condiciones de la calidad del aire y de esos gases que se van a la atmósfera alta que están provocando el cambio climático”, señaló.

 

Recordó que la perspectiva de gestión integral del agua tiene varias rutas de trabajo como el manejo de la infraestructura hidráulica de la capital, a través del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) y la recuperación de lo que llamó el gran cosechador de la lluvia en la ciudad, que son los bosques y las áreas verdes, estrategia con la cual se han sembrado alrededor de 45 millones de plantas y árboles, además de la habilitación de 18 parques públicos y la recuperación de cuerpos de agua y barrancas.

 

bottom of page